LA ALIMENTACIÓN DURANTE ESTADO DE EMERGENCIA

Si estás leyendo esto es por que te preocupa tu alimentación y la de tu familia. Me alegra!! Aunque parece que el pánico por el abastecimiento de productos de primera necesidad, en especial la comida, se ha moderado, aun queda mucho que decir sobre nuestra alimentación durante estos de días de confinamiento.

Desde el punto de vista nutricional, tenemos varios frentes abiertos en relación a este tema. Me gustaría hablar de todos ellos, pero voy a empezar por enumerar, lo que desde mi experiencia profesional como nutricionista, mas atención merecen y simplemente, ganar consciencia de ello puede ayudarnos:

  1. Considerar que nuestros requerimientos energéticos están ligeramente alterados estos días.

  2. Ser conscientes de que nuestra alimentación está estrechamente vinculada a nuestro estado emocional. Más que nunca es necesario comer bien, sano y en equilibrio.

  3. Pasaremos 15 días (por ahora...) en una de las zonas de más riesgo de sobre ingesta: "el hogar".

  4. Estamos viviendo unos días de estrés, agobio, preocupación, inquietud... y sobre todo puede que el aburrimiento nos invada. Todos estos factores, son considerados de alto riesgo cuando hablamos de alimentación emocional.

  5. La actividad física, nuestras actividades de la vida diarias, la interacción social-presencial y la sensación de libertad se reducen a niveles mínimos, y si, también harán mella en nuestro estado físico y mental.

  6. En ningún caso debemos descuidar la alimentación que los más pequeños se merecen!

Alimentación sana
Come sano en familia


Que podemos hacer?


Aunque cada una de estas cuestiones tienen su propio capítulo, me gustaría dar prioridad a:

  • Aumentar el consumo de alimentos que sabemos juegan un papel fundamental en el estado anímico (verduras, frutas, legumbres, frutos secos, pescados...)

  • Planificar nuestras comidas, cenas, desayunos, meriendas... con menús, platos y opciones que garanticen un buen aporte de vitaminas, minerales, fibra y agua.

  • Cuestionar nuestros requerimientos nutricionales. Es posible que nuestras necesidades nutricionales se vean ligeramente disminuidas si no estamos andando, trabajando, haciendo deporte... es decir, puede que experimentemos menos hambre fisiológico y más hambre emocional, identifícalo si te es posible!!

  • Sin darnos cuenta, esta situación nos esta dando la oportunidad de realizar las comidas diarias en familia, sin prisa y disfrutando de la compañia.

  • Como gran defensora del Baby Led Weaning, me gustaría animar a tod@s madres y padres, que consideran que la falta de tiempo es una de las grandes barreras para ayudar a sus bebés a introducir los sólidos, que esta es su oportunidad.




REFLEXIÓN: la vida no es blanca o negra, todo tiene su lado positivo, todas las adversidades nos ofrecen la oportunidad de aprender y seguir creciendo más fuertes.


Si necesitas ayuda, orientación, consejos nutricionales no dudes en llamarnos!

699 740 414

SdN - Servicios de Nutrición






19 vistas

Entradas Recientes

Ver todo